miércoles, 13 de octubre de 2010

PRINCIPIOS DEL FERROCARRIL

Los inicios del ferrocarril en México se remontan a las concesiones otorgada por Maximiliano I de México y continuadas después por Benito Juárez. El antecedente original de la empresa fue creada bajo el mandato del gobierno de Porfirio Díaz, ya que bajo su gobierno de 30 años fue desarrollada la mayor parte de vías férreas que actualmente existen, de hecho solo falto la vía del Mexicano de México-Veracruz, pues el mayor interés del Gral. Díaz fue en desarrollar al país industrialmente pero tuvo un especial ahincó por el ferrocarril.
La mayoría de ferrocarriles de aquel entonces estaban administradas por empresas extranjeras y solo unas cuantas eran de origen nacional; Por ejemplo el Ferrocarril Sud-Pacifico de México estaba bajo régimen del FF.CC. estadounidense Southern Pacific y algunas vías del noreste de México eran del FF.CC. Atchison, Topeka & Santa Fe, pero según datos históricos, el secretario de hacienda de aquel tiempo José Yves Limantour informo al presidente una situación preocupante para el, pues en cualquier momento las empresas férreas extranjeras que administraban ferrocarriles en tierras mexicanas podrían querer ejercer sus derechos sobre estas, y fue creada la empresa administradora de las concesiones el día “6 de Julio del año de 1907” Ferrocarriles Nacionales de México,

La historia del ferrocarril en México comenzó en 1837, con el otorgamiento de una concesión para un ferrocarril que debía construirse entre el puerto de Veracruz en el Golfo de México y la Ciudad de México. Sin embargo, el ferrocarril no se construyó sobre la base de esa concesión.
En 1857, se le otorgó a Don Antonio Escandón el derecho de construir una línea desde el puerto de Veracruz a la Ciudad de México, siguiendo hasta el Océano Pacífico. La revolución y la inestabilidad política estancaron la financiación y construcción de la línea hasta 1864, cuando bajo el régimen del Emperador Maximiliano, la Compañía Limitada del Ferrocarril Imperial Mexicano comenzó la construcción de la línea. La continuación de la agitación política siguió sofocando el progreso, y la fase inicial, desde Veracruz a la Ciudad de México, fue inaugurada nueve años más tarde el 1 de enero de 1873 por el Presidente Sebastián Lerdo de Tejada.
El Presidente Lerdo, y aún más su sucesor, Porfirio Díaz, alentaron el desarrollo ferroviario con concesiones generosas que incluían subvenciones públicas para la construcción de las líneas. Al comenzar la presidencia de Díaz existían un total de 416 millas de ferrovía en servicio en México. Al final de su segundo mandato en 1910 México contaba con más de 15.360 millas de ferrovía en servicio, en su mayoría construidas por inversionistas estadounidenses, británicos y franceses

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada