martes, 28 de septiembre de 2010

EL JUGUETE TRADICIONAL MÉXICANO

El juguete tradicional
Desde tiempos prehispánicos los pueblos indígenas se ocuparon de elaborar distintos juguetes que se continuaron realizando durante la Colonia, de ambos periodos proceden los juguetes actuales que se han incorporado a la vida diaria, por lo tanto, el juguete popular mexicano, es el resultado de la mezcla de imaginación, creatividad, fuerza, destreza y sensibilidad del artesano mexicano que se conjuga con los modelos, ideas e influencias de distintas culturas.
Los materiales utilizados en su elaboración son de diversa naturaleza u origen, prácticamente los que el medio ofrece como materia prima, dentro de los más importantes están la arcilla, la hojalata, el plomo y la madera, que con habilidad adquieren una gran variedad de formas dinámicas y vistosas. Por ejemplo, el juguete de madera se puede explicar como el resultado
de la transformación de un trozo de madera en piezas plasmadas de fantasía y singularidad excepcional, donde también se conjuga el ingenio y paciencia aprovechando la belleza natural de este material, así como la diversidad de colores, veteados, texturas, pesos, dureza,
resistencia y facilidad de tornearse.


¿Como se elabora un juguete? Generalmente los artesanos no cuentan con talleres
acondicionados, regularmente laboran en los patios y corredores de sus casas. Trabajan la madera con instrumentos muy simples como navajas, hojas de rasurar, cuchillos o con utensilios más apropiados como formones, sacabocados, gubias, garlopas, sierras pequeñas, cepillos, o tornos rudimentarios que se manejan con manos y pies, aunque en el mejor de los casos se utiliza herramienta eléctrica como tornos y caladoras que facilitan mucho el trabajo.
Cuando el juguete es de varias piezas, éstas se obtienen por separado a partir de plantillas y se cortan y unen con pegamento. Si el terminado de la madera es al natural, se pule y se cubre con laca o barníz transparente, en ocasiones se decora con pincel o con pirograbado.
Cuando la madera se pinta o usan anilinas, laca o barniz, en cualquiera de los casos los colores son llamativos como rosa mexicano, rojo, morado, magenta, solferino, amarillo, verde,
azul, negro, blanco, etc.
Ya sea al natural o pintada, los motivos de decoración generalmente son hojas y flores, aunque también usan grecas, franjas, puntos, etc., siempre en colores contrastantes, lo que le imprime un toque especial a cada pieza.
La técnica del maque o laqueado existe desde tiempos prehispánicos, donde se recubrían los guajes o calabazas afín de darles mayor resistencia, permeabilidad y belleza. Este
procedimiento actualmente se conserva en algunos estados de la República Mexicana, los más importantes son Guerrero (, Temalacaltzingo, Acapetlahuaya), Chiapas (Chiapa de Corzo) y Michoacán (Uruapan y Pátzcuaro). En cada sitio usan modalidades que los caracteriza. La laca
es una mezcla de tierra con aceites de diferente origen. Tanto al natural como cubierta de colores, en ambos casos resultan piezas realmente bellas, cada una con un encanto especial.

Técnicas empleadas-

Las matracas de Puebla son pintadas con anilina y
como parte final del decorado le adhieren en una de sus caras, una estampa de la lotería.
Los juguetes de Guanajuato se hacen de capas muy delgadas de madera, en las que dibujan figuras de palomas, payasos, luchadores, aviones, etc, que decoran con anilina, en las alas y la cola de las palomas, dibujan plumas con una pintura hecha a base de yeso, agua y pegamento de color blanco.
En los talleres donde se hacen trompos, baleros, yoyos y perinolas, se utilizan tornos, al que adaptan una banda de cuero para pulirlos. En Aguascalientes los trompos son terminados al natural, en Michoacán los decoran por fricción con otra madera que deja bandas oscuras sobre las piezas, en el Estado de México y Jalisco con gubias y navajas les aplican el diseño de líneas acanaladas y con barníz de color aplican el diseño de franjas que finalmente cubren con una mezcla de alcohol, goma laca y polvo de metal, que da un acabado tornasol.
Las cajas, guitarras y muñecos que realizan en Chiapas, son pintados con anilinas, las brochas que utilizan para los decorados son hechas por los mismos artesanos usando plumas o pelos de varios animales.
El tejamanil de pino es muy utilizado en Michoacán, Chiapas y Oaxaca para elaborar cajas o guitarras, todo el proceso es manual, cuando el juguete se termina de armar, se pinta con anilina y se decora con flores y grecas en tonos contrastantes.
En Chihuahua, los tarahumaras hacen figuras humanas con diversos accesorios adaptados a sus costumbres: algunos tocan el violín, otros muelen en metate, otros están sentados vendiendo vasijas.
La variedad del juguete Las actividades infantiles son un aspecto que los pueblos
de México han atendido tradicionalmente mediante la producción de diversos objetos que complementan al juego.
Hasta nuestros días se ha conservado esta producción de juguetes en varios estados entre los que destacan Michoacán, Estado de México, Guanajuato, Guerrero y Chiapas. Entre los motivos e ideas que realizan, podemos mencionar los siguientes.

Juguetes de destreza.

Durante mucho tiempo han sido parte del pueblo mexicano, los trompos, yoyos, baleros, perinolas y matracas, la producción de estos juguetes es característica de los estados de Aguascalientes, Estado de México, Jalisco, Michoacán y Puebla.

Ferias.
Si cada uno de los juguetes que elaboran los artesanos mexicanos son dignos de admiración,
uno de los más impresionantes son las ferias elaboradas en Guerrero con la técnica del maque, son conjuntos de juegos con ruedas de la fortuna, caballitos, sillas y aviones voladores, sube y baja, columpios, resbaladillas, que mas que un juguete, son piezas de colección.

Figura humana.
La figura humana no podría faltar en la expresión artesanal, ya que está ligada a costumbres y actos que identifican a cualquier cultura, entre las figuras más frecuentes están los charros,
jinetes, muñecas, luchadores, galleros y payasos, piezas de Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Guerrero Michoacán y Oaxaca.

Muebles.
Uno de los juguetes que se produce en varios estados son los muebles, destacan Guanajuato, Querétaro, Michoacán, México, Puebla, Chiapas y Yucatán, las ideas incluyen tanto mobiliario de casa como de cocina, entre los que se encuentran mesas, trasteros, camas, tocadores, roperos, burros de planchar, sillas, sillones, repisas, escritorios y libreros.

Vajillas y utensilios de cocina.
Se encuentran vasos, platos, copas, jarras, botellones, cántaros, botellas, jarros, cucharas, molinillos, rodillos, en los objetos creados sobresale, entre otras características, la facilidad de tornearse de la madera. Estos artículos son característicos de Michoacán, Jalisco y el Estado
de México.

Vehículos.
Se encuentran carros, carretas, camiones, canoas, aviones, bicicletas, piezas características
de Michoacán, Oaxaca y San Luis Potosí.

Instrumentos musicales.
Este juguete es elaborado según el estado, las guitarras, principalmente son de Michoacán, Oaxaca y Chiapas, los tambores y güiros de Michoacán y las mandolinas y violines de Veracruz.

México es muy rico en recursos maderables, por lo tanto la materia prima en la elaboración de juguetes es muy diversa y en la mayoría de los estados cuando se hace el aprovechamiento forestal, cierta parte de madera se destina a la elaboración de juguetes característicos de cada entidad. Como la madera de pino es la que mayor explotación tiene en nuestro país la mayoría de los juguetes son de esta madera, aunque también se utilizan otras, básicamente las que se encuentran en el entorno de bosques y selvas locales.

www.izt.uam.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada