miércoles, 15 de septiembre de 2010

EX HACIENDAS DE AGUASCALIENTES

Ex-haciendas de Aguascalientes:
A pesar de convertirse en Villa en el año de 1575, Aguascalientes no fue un lugar habitable por la inseguridad que ahí reinaba, sin embargo, sus campos se poblaron rápidamente debido al regalo que hizo el rey a los colonos de estancias y en consecuencia del trabajo de sus tierras.
Poco a poco las rusticas viviendas improvisadas que se construyeron para dar techo a los primeros labradores y estancieros, fueron adquiriendo forma y dieron origen a los cascos de las haciendas; más adelante se empezaron a construir las primeras iglesias de algunas haciendas.
Estas bellas fincas contaban con campos de gran riqueza, en los que se cultivaba trigo, maíz, fríjol y chile, entre otros productos. Llamaba mucho la atención que algunas haciendas tenían todo lo necesario para el sustento diario: contaban con zapatero, tejedor de frazadas, carpintero y algunas hasta con escuela.
Estas haciendas resintieron de manera impresionante los estragos de la guerra de Independencia, mismas que fueron abandonadas por sus dueños por el miedo de ser atacados por los pobres. Y fue así como algunas fincas se hundieron en el descuido que las llevo a la decadencia, mientras que otras fueron vendidas al mejor postor.

La ciudad y Estado de Aguascalientes deben su nombre a la existencia de aguas termales que en siglos anteriores brotaban de forma natural y que en la actualidad debido al consumo humano apenas existen. La existencia de aguas termales dio origen a baños para uso general de la población como lo son Antiguos Baños de Ojo Caliente (aún en uso) y Los Arquitos que fue adaptado como centro cultural.
No se tiene mucha certeza de dónde llega el agua caliente pero muchos piensan que es del Eje Neovolcánico o de la parte norte del estado de Michoacán, ambas no son aceptadas por completo porque Aguascalientes se encuentra a mayor altitud sobre el nivel del mar que los estados del sur del Bajío.
Desde finales del siglo XX el agua es bombeada desde depósitos a más de 400 metros de profundidad, sin embargo conserva su temperatura característica, está tan caliente en algunas zonas que la concesionaria local de agua necesita depositarla en inmensos tanques para que se enfríe, pues sus altas temperaturas maltratarían las tuberías y la harían peligrosa para los usuarios.


GASTRONOMÍA
El Estado de Aguascalientes a pesar de ser uno de los más pequeños de la República Mexicana, ofrece al visitante grandes atractivos, tanto naturales como culturales. Sus riquísimos platillos y excelentes vinos de fama internacional, son una muestra de lo mucho que Aguascalientes ofrece al visitante.
El Estado es productor destacado de ajo, chile, alfalfa, maíz, frijol, vid, durazno y guayaba. Su gastronomía es a base de carnes, destacando el menudo, el pozole, birria de barbacoa de carnero en sus modalidades, de la olla y la tatemada. Otro platillo típico de Aguascalientes es el famoso pollo de San Marcos, que se prepara principalmente durante la célebre feria de San Marcos y es a base de frutas de la región.
También son típicos de su cocina las gorditas rellenas, el lechón al horno, el chile aguascalentense y la sopa campesina. Durante tu visita a este Estado, podrás disfrutar también de otros platillos como el puchero, la salsa ranchera, la birria, el mole estilo Aguascalientes, la gallina en salsa envinada, cabrito al horno, los nopales con frijoles, tostadas de cueritos de cerdo en vinagre, taquitos dorados, las famosas enchiladas rojas, la carne ranchera de puerco, el lomo en salsa de chile bola, y saborear un delicioso café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada