viernes, 21 de enero de 2011

EL BALERO


El balero, también llamado boliche, emboque, capirucho, coca o perinola, es un juguete de malabares compuesto de un tallo generalmente de madera unido por una cuerda a una bola horadada por uno o varios agujeros de un diámetro ajustado al tallo, cuyo objetivo es hacer incrustar un eje delgado al hueco del mazo. Su nombre en francés es bilboquet y viene de bille (canica) y bocquet que designa la punta de un dardo. Estuvo presente en numerosas culturas y épocas con diferentes nombres y su origen es muy antiguo. También se considera originario de Latinoamérica, jugado ya desde la época precolombina.

Por su parte, el origen de este juego en Latinoamérica queda constatado por evidencias de recientes excavaciones efectuadas cerca de Yucatán en que se ha encontrado un tratado maya que data del período clásico (250-950) sobre un juego autóctono parecido, pero en el cual las "bolas" eran cráneos humanos. En las etnias precolombinas de América, aparece este juguete como parte de la idiosincrasia infantil y la artesanía local en países como México, Perú, Colombia, Chile y Argentina.

Es probable que varias culturas hayan fabricado objetos similares de manera independiente. Lo único cierto es que el origen del balero data de hace cientos de años y que en México ha permanecido en la tradición como uno de los pocos juguetes que aun son fabricados de modo artesanal.
Se fabrica como artesanía mexicana, es adquirido generalmente como recuerdo de la estancia en el país, y es visto solamente en los tianguis de artesanías cercanas a las zonas turísticas o arqueológicas de México, pero jamás en una juguetería entre los juguetes de marca o patente moderna.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada